Qué es la mitomanía | definición y cómo se trata

La mitomanía es un trastorno muy extendido en las sociedades modernas. Sin embargo, no siempre implica un trastorno patológico que tratar. Según sea el nivel e intensidad de los síntomas, se puede encuadrar al mitómano en diferentes patologías.

Para empezar, vamos a ver qué es un mitómano, cómo se comporta, cuáles son sus síntomas. Y, por supuesto, cuál sería el tratamiento ideal.

Qué es un mitómano: definición

Un mitómano es una persona que miente de forma compulsiva debido a su extrema capacidad fabuladora. Se podría decir que es alguien parcialmente desconectado de la realidad. Sobre todo, de su propia realidad.

El origen de la palabra mitómano lo encontramos en el griego. Mythos y Mania configuran un significado claro: contar una historia a través del deseo desordenado. En palabras simples, el mitómano es el que inventa una realidad propia a partir de un desorden interior.

Cómo actúa el mitómano y por qué

La mitomanía, como hemos señalado, es una capacidad para la mentira y la fabulación extrema. ¿Por qué lo hace? Hay varios motivos, todos relacionados con la idea de mantener la integridad del Yo a pesar de que dicho Yo no tenga una relación sana con la realidad. En este sentido, un mitómano puede tener como objetivo último, por ejemplo, ser reconocido por los demás. Eso sí, a costa de cosas inventadas y falsas.

Por lo general el mitómano tiene otras patologías inherentes. Es decir, la mitomanía es un síntoma de varias problemáticas más graves. La mentira y la fantasía con el fin de obtener atención son rasgos claros de personas que necesitan más atención. Por lo tanto: siempre subyace una falta de cariño de origen en el mitómano.

Por otro lado, al tener que sostener una realidad que no es cierta, sino inventada, el mitómano dedica gran parte de su tiempo a tener bajo control todo el entramado que ha construido. Es decir, sufre de un gran estrés para mantener los andamios de su propia mentira.

Por lo general, se asocia la mitomanía con la bipolaridad, el trastorno límite de personalidad y la esquizofrenia.

Características básicas

  • Búsqueda constante de aceptación del otro
  • Naturaleza impulsiva
  • Los mitómanos no se adaptan bien al entorno
  • Poca autoestima y aceptación
  • El mitómano distingue la realidad de la ficción pero lo oculta.
  • Pocas habilidades sociales o forzadura en ellas.
  • Gran capacidad narrativa para armar relatos creíbles, aunque falsos.

¿Cuáles son los síntomas?

La mitomanía se puede identificar a partir de múltiples síntomas. Sin embargo, cada uno de ellos no tiene por qué configurar a una persona mitómana. Repasemos los principales:

  • El mitómano exagera por definición la realidad: lenguaje hiperbólico
  • Siente miedo de ser descubierto en su mentira.
  • La mentira ocupa cada vez más espacio en el conjunto de sus expresiones.
  • La visa social del mitómano tiende a ser decreciente, pues es descubierto muchas veces.

¿Cómo tratar la mitomanía?

Si sientes que cumples con varios de los rasgos señalados y, además, percibes que hay algo patológico en tu conducta, conviene que asistas a una terapia psicológica. ¿Por qué? Para tratar de identificar el origen de tu problema.

Por lo general, una persona mitómana oculta un problema subyacente relacionado con el cariño y la atención recibidas. Examinarlo en presencia de un analista es la mejor manera para reconducir al paciente.

En nuestro gabinete ofrecemos terapias psicológicas orientadas también a resolver este tipo de problemas. Con la ventaja de que la primera sesión es completamente gratuita (en Madrid o Online).

Puedes informarte mejor aquí: Terapias psicológicas personalizadas.

cerebro estomago

El vientre y el intestino: nuestro segundo cerebro

Seguro que lo has oído alguna vez: el estómago y el sistema digestivo es nuestro segundo cerebro. Su correcto funcionamiento es fundamental para el aspecto psicológico de la persona. Tanto es así, que se ha descubierto recientemente la existencia de neuronas ubicadas en esa zona. Teoría que refuerza una idea clara: mente y cuerpo no pueden tratarse de forma diferente.

Si te fijas, prácticamente todas las emociones intensas que uno siente, desde el amor a la ira, pasan por el estómago y la zona diafragmática. Vamos a ver a continuación cómo puedes mantener un sistema digestivo limpio y equilibrado para ayudar a equilibrar tus emociones. Yo, como psicóloga, siempre recomiendo una visión integral de los problemas.

Algunos remedios y para el dúo estómago cerebro

Lo mejor para cuidar tu aparato intestinal y digestivo, es la buena alimentación y el deporte. Eso está claro. Pero también existen remedios y purgantes muy útiles para depurar tu estómago. Para reordenar la flora intestinal, y mejorar así la relación con el cerebro.

Entre las múltiples infusiones que existen, yo recomiendo en particular el hinojo, la melissa y el malvavisco.

  • El hinojo porque ayuda mucho con gases y cólicos
  • La melissa porque relaja el estómago, es un calmante.
  • Y el malvavisco porque lucha contra la acidez, muy habitual en situaciones de estrés o trauma.

hinojo infusion

Existen muchas otras hierbas y tubérculos potentes. Por ejemplo el jengibre con su función antibiótica añadida. La ulmaria… o la regaliz si lo que tienes es estreñimiento.

¿Por qué influye tanto el cerebro, y cómo?

La conexión entre cerebro y estómago es el nervio vago. Si la persona sufre estrés se ha notificado cómo su estómago también sufre. Es decir, hay una correlación nerviosa entre ansiedad, estrés o depresión, y acidez y gastritis. La cantidad de pruebas al respecto es abrumadora.

Pero no hace falta ir muy lejos. Si nos fijamos en nuestras propias emociones veremos cómo, físicamente, inciden siempre en esa parte de nuestro cuerpo, la tensan, la liberan…

Acciones para mejorar nuestra salud

Si sientes que tus problemas con el estómago tienen un origen emocional, yo te recomendaría en primer lugar visitar una consulta psicológica.

  • En Terapia en el Ser ofrecemos la primera consulta gratuita. En Madrid.
  • Otra cosa que puedes hacer es procurar mejorar tus horas de sueño. Tanto la calidad como la duración, hasta las 8 horas.
  • La meditación, el yoga y otras terapias suelen ser muy efectivas para combatir los problemas de estómago emocionales.
  • Masajes.

meditacion trascendental

superar depresion

10 Claves para superar una depresión

En algún momento de nuestra vida, todos sufrimos un estado anímico depresivo. La depresión la siente o presiente cualquier persona en mayor o menor grado. Este estado de ánimo es una respuesta perfectamente normal cuando determinadas circunstancias nos superan. Y generalmente es transitorio.

No obstante, cuando la tristeza, el abatimiento y la incapacidad para disfrutar de las cosas de la vida se prolongan de forma que no podemos rebasarlos, estamos en presencia de una depresión patológica… Pero hay ciertas claves que podemos introducir en nuestra vida para evitar y rebasar este estado de ánimo.

10 claves para vencer la depresión

Aprende a solucionar

Muchas de las depresiones tienen su detonante en la dificultad para resolver los problemas de la vida. Y esto puede aprenderse: hay estrategias de solución de problemas par avalorar los pros y los contras de nuestras acciones que nos ofrecen salidas a lo que nos deprime.

Enfrenta tus circunstancias

No evites la fuente de tus problemas. Esto te protege a corto plazo, pero graba en tu mente un miedo que se hace cada vez más difícil de vencer. Si logras superar lo que estás evitando, esto te aportará seguridad y la tranquilidad que puedes enfrentar con éxito cualquier cosa.

Ponte en acción

Accionar en algo aumenta tus niveles de energía física y mental y te obliga a concentrarte en otra cosa que no son tus propios pensamientos negativos.  Piensa en algo que antes te gustaba hacer, proponte hacerlo y finalmente hazlo.

Cultiva tu autoestima

Valórate bien y tolera tus defectos. Tú eres tu mayor crítico y tu peor enemigo, así que deja de flagelarte y háblate con el respeto que mereces solo por ser humano.

Cultiva tu inteligencia emocional

Acepta y tolera tus estados emocionales, incluso los negativos. Contrólalos sin que se desborden ni te gobiernen, y aprende a reconocer esos estados en los demás. La inteligencia emocional te otorga tanto autocontrol como la posibilidad de enriquecer tus relaciones personales.

Sé asertivo

Esto significa ser capaz de defenderte de manera no violenta ante las presiones de los demás. Esa es una capacidad que se aprende y te permite defender tus puntos de vista y necesidades siendo firme y constructivo. Ser asertivo fortalece la autoestima y te ayuda a salir de la depresión

Trázate objetivos

Necesitamos metas para estimularnos a alcanzarlas y superarlas. Sin motivación no hay progreso, y es entonces que caemos en la inmovilidad y en la depresión. Si decides alcanzar algo, sabrás que hay un futuro mejor para ti, y que saldrás del estado depresivo para poder conseguirlo.

Piensa en positivo

La depresión está llena de sentimientos de culpabilidad y negatividad a tu persona… que socavan tu autoestima, te hacen mucho daño y te detienen en ese estado del que quieres salir. La clave está en identificarlos y modificarlos para que sean realistas, racionales y positivos.

¡Relájate!

Cuando relajas el cuerpo, serenas tu mente y adoptas una forma de pensar más serena y objetiva. Además, eliminas el estrés, mejora tu estado de ánimo y disminuyes la ansiedad.

Medita

Este es el siguiente paso luego de la relajación, que te enfoca de la manera correcta para tolerar el sufrimiento emocional o físico, te permite encontrar vías de solución a tus problemas y te libera de pensamientos obsesivos y negativos.

¿Cuál es la clave que debes aplicar a tu caso? Eso depende enteramente de ti: hay muchas formas de que los demás te ayuden, pero debes ser tú mismo quien decida ayudarse. Como diría Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me salvo yo”.

¿Has pensado en la posibilidad de iniciar una terapia?

Cada vez es más común encontrar a gente que tiene terapeuta. La psicología es una rama que, en los últimos años, se ha normalizado mucho y ya no se piensa eso de: “es para locos”. Todos tenemos problemas y todos necesitamos ayuda. Y el apoyo psicológico es mucho más que eso: es una técnica que aplica un profesional para que podamos sentirnos mejor con nostros mismos.

Si tienes una depresión o te encuentras en un estado de tristeza, puede merecer la pena probar en una consulta de psicología. Descubre todos los servicios que ofrece nuestro gabinete de psicología, y si te interesa, no dudes en asesorarte y pedir hora aquí mismo. Ten en cuenta que la primera sesión, de prueba, siempre es gratuita.