Enfoque Gestáltico

La psicología es una ciencia que estudia el comportamiento humano y existen diferentes tipos o ramas según los autores y las épocas en que han ido apareciendo. Encontramos así el enfoque cognitivo, conductista, psicoanalítico o el humanista. Este último trata de favorecer la autorrealización, buscando el equilibrio entre la propia vocación y las demandas de las instancias sociales, siendo el individuo considerado un ser excepcional e irrepetible, para que se acepte tal y como es.

Dentro de la rama humanista se encuentra la GESTALT, que por nuestra experiencia vital y resultados profesionales se ha convertido en nuestro principal enfoque de trabajo, sin descartar los demás enfoques y herramientas académicas de la Psicología. La Gestalt fue creada por el alemán Fritz Perls en el año 1942 y tiene una perspectiva holística en la concepción del ser humano que trata de favorecer que no sigamos anclados en conflictos del pasado o imaginando un futuro que aún no ha sucedido y no podemos controlar (Aquí y Ahora).

Sus principales pilares son:

La veracidad: ser capaces de descubrir y aceptar la verdad de lo que cada uno somos.

El coraje: tener el valor de mirar hacia dentro y expresar lo que encontramos.

Libertad: ser conscientes de cuáles son nuestros mecanismos neuróticos y poder reaccionar y actuar de la manera que mejor nos sienta.

Para ir tomando consciencia y darse cuenta de lo que cada uno siente, piensa y hace se van proponiendo diferentes técnicas y propuestas como la dramatización, la exageración, la consciencia corporal o la visualización. El objetivo es ir conociéndonos mejor, ser más conscientes y responsables para poder vivir de una manera más plena, amable y gratificante.